Los placeres violentos terminan en la violencia, y
tienen en su triunfo su propia muerte, del mismo modo
que se consumen el fuego y la pólvora
en un beso voraz.
Romeo y Julieta , acto II, escena VI

1 Response to " "

  1. Carmay Says:

    Siempre me ha encantado ese fragmento de Romeo y Julieta. Tienes un blog estupendo :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails